Booking.com

domingo, 29 de noviembre de 2015

Pastéis de nata. Receta dulce portuguesa

Hoy os traigo la receta de los pastéis de nata portugueses, también llamados pastéis de Belém. Seguro que a más de uno le suenan y además, si los quisisteis comprar en algún viaje a Lisboa, recordaréis la cola que hay que hacer en la pastelería para conseguirlos.



Estos dulces comenzaron a comercializares nada menos que en 1837, y proceden de una receta secreta del convento del Monasterio de los Jerónimos, cuando a consecuencia de la Revolución Liberal ocurrida en 1820, todos los conventos de Portugal se cerraron expulsando a monjes y trabajadores. Fue uno de ellos que a modo de supervivencia, comenzó a fabricar en una pequeña tienda estos deliciosos pastelitos a partir de la receta que utilizaban en el convento.

Ingredientes para 18 pasteles

  • 1 lámina de hojaldre congelado, 200 g de azúcar, 180 ml de agua, 2 ramas de canela, 320 ml de nata líquida, 6 yemas de huevo M, 40 g de maicena, azúcar glas, canela, 15 g de mantequilla para engrasar los moldes.

Cómo hacer pastéis de nata portugueses

Comenzaremos extendiendo la masa de hojaldre y cortando con un vaso o cortador de galletas círculos del mismo diámetro que la base de un agujero de molde de muffins o magdalenas. Los dejamos en la nevera.

Por otra parte, en un cazo ponemos el agua, la canela en rama y el azúcar y hacemos un almíbar espeso. Lo dejamos reservado mientras que enfría ligeramente. Precalentamos el horno a 200 grados

En otro bol mezclamos las yemas con la maicena, le añadimos la nata caliente, removemos y lo pasamos todo a un cacito cociéndolo como si fuese una crema hasta que espese, pero sin que llegue a hervir. Le añadimos en chorro fino el almíbar, removemos y lo colamos para una jarra.

Engrasamos con mantequilla fundida las cavidades del molde de muffins y le ponemos en cada base un disco de hojaldre. Rellenamos hasta la mitad con la mezcla anterior y horneamos a 200 grados durante 20 minutos. Servimos espolvoreados de azúcar y canela en polvo.



Tiempo de elaboración | 1 hora
Dificultad | Fácil

Degustación

Ya no hará falta hacer colas en ninguna pastelería de Lisboa para degustar los exquisitos pastéis de nata o pastéis de Belém. Disfrúta de su textura suave y fundente en tu casa acompañándolos de una copita de Oporto.

Fuente

Hoteles en Benidorm

No hay comentarios:

Publicar un comentario