Booking.com

lunes, 4 de enero de 2016

Chile con huevo. Receta

Esta receta para mí es muy especial. Desde muy chica, viajábamos mucho al pueblo de donde era mi madre. Se trataba de un pueblito en la Sierra Norte de Puebla, y todos, absolutamente todos los recuerdos que tengo de aquellos viajes en familia a ese lugar tan mágico, era la comida tan rica y típica.



De entre muchos platillos deliciosos que preparaba mi tía (la esposa del hermano de mi madre) estaba el chile con huevo. Este delicioso manjar típico mexicano se esparció a la mesa de mi casa. Mi madre lo preparaba también ya fuera en el desayuno, comida o cena. Es tan noble que podíamos disfrutarlo a cualquier hora del día. Preparaba el más delicioso chile con huevo que pueden imaginarse. Siempre que lo hacía generalmente iba acompañado de una carne asada, frijoles napuales (frijoles negros de la Sierra Norte de Puebla) y unas deliciosas tortillas de maíz. Imaginen qué delicia.

Hace unos días pensaba en que ya se cumplirán ocho años desde que mi madre falleció y pensé en compartirles esta receta de chile con huevo. Es muy especial y muy rica. La base del chile con huevo reside en el caldo de jitomate que pueden preparar por adelantado y dejar en refrigeración.

Vamos a los ingredientes.

Ingredientes para dos porciones

Tres jitomates, media cebolla, un diente de ajo, un chile serrano o jalapeño (opcional), un cubito de consomé de pollo, una cucharita de sal, cinco huevos y tres cucharadas de aceite vegetal.

Preparación

Para el chile con huevo necesitarán preparar primero el caldo de jitomate. Para esto, cortaremos de inicio los jitomates en cuartos y los ponemos a asar en un comal o una sartén grande. Pondremos también a asar la cebolla y el chile si deciden hacer esta receta picante. Cuando los jitomates estén bien asados -es decir que la piel ya esté quemada-, los colocamos junto con la cebolla, el chile, el diente de ajo, el cubito de consomé de pollo y el agua en la licuadora. Licuamos muy bien por un minuto.

Calentamos una cucharada de aceite en una olla y la vaciamos en el caldo de jitomate. Lo dejamos en la lumbre a fuego medio sin que llegue a hervir por unos 15 minutos. Es importante revolver regularmente el caldo.



Ahora vamos a preparar los huevos. Para ello vamos a calentar dos cucharadas de aceite vegetal.

Rompemos los huevos en el aceite, los revolvemos y los dejamos cocer a fuego lento revolviendo de vez en cuando sin que queden demasiado batidos, esta es la clave de cómo debe de ser el huevo.

Cuando los huevos revueltos ya estén dorados, les vaciamos el caldo de jitomate hasta que queden completamente cubiertos. Subimos la lumbre a intensidad media y dejamos unos diez minutos que se guise todo.

Degustación

Siendo un platillo muy mexicano, a mí me encanta comer el chile con huevo con frijoles y por supuesto unas tortillas bien calientes. Los frijoles como lo mencioné al inicio de la receta, pueden ser negros, sin embargo pueden acompañarlo también con frijoles güeros. Espero que les guste.

Tiempo de elaboración| 30 minutos
Dificultad| Fácil

Fuente

Hoteles en Pinamar

No hay comentarios:

Publicar un comentario