Booking.com

jueves, 7 de enero de 2016

Tarta fina de puerros y nueces. Aligerando el cuerpo después de la navidad

Aunque todavía nos queda la comida de hoy día de Reyes, las navidades han llegado a su fin. Así que se acaban los postres con turrón, las tentaciones dulces en forma de bocadito o los platos contundentes de los que hemos disfrutados estos días.



Seguro que dentro de los buenos propósitos de muchos para el 2016, está el comer más ligero, así que hoy una tarta fina de puerro y nueces, perfecta para una cena sencilla o primer plato sin complicaciones.
Ingredientes para cuatro personas
  • 4 puerros, solo la parte blanca
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 60 ml de nata ligera para cocinar
  • 80 g de nueces picadas gruesas
  • 100 g de queso tipo gruyere
  • ¼ de cucharadita de nuez moscada molida
  • 1 lámina de hojaldre
  • Sal y pimienta

Cómo hacer tarta fina de puerros y nueces

Comenzaremos precalentando el horno a 200 grados con calor arriba y abajo. Cortamos los puerros en rodajas finas y los lavamos bajo el chorro de agua fría. Secamos con papel absorbente de cocina.

En una sartén calentamos el aceite y salteamos los puerros durante siete minutos. Le añadimos la nata y la nuez moscada, dejamos reducir la crema, e incorporamos las nueces. Salpimentamos y dejamos enfriar.

Pasamos la lámina de hojaldre a una bandeja de horno bien extirada. Repartimos la mezcla de puerros y nueces, espolvoreamos con el queso y horneamos durante 20 minutos.



Tiempo de elaboración | 40 minutos
Dificultad | Fácil

Degustación

La tarta fina de puerros y nueces es ideal para tomar verduras de forma deliciosa. Acompañado de un a copa de vino blanco resulta un plato sencillo, pero capaz de presentarse elegante si tenemos una cena más especial. Podemos hacer una versión “carnívora” sustituyendo las nueces por dados de jamón serrano, pero así como os la presento hoy, resulta perfecta.

Esther Clemente

Fuente


No hay comentarios:

Publicar un comentario