Booking.com

viernes, 15 de abril de 2016

Costillas al horno: receta fácil y rápida

Hoy vamos a preparar un plato que gusta a todo el mundo y que resulta ideal para reuniones de amigos. Prepararemos unas costillas al horno, receta fácil y rápida como pocas, con las que siempre vamos a triunfar.

Imaginad la cara de vuestros amigos cuando les lleveis a la mesa un buen montón de costillas apiladas como las de la foto. Seguro que les costará mirar hacia ningún otro lugar, por más interesante que sea la película o el partido de fútbol que estéis viendo juntos.

Aunque ya os he enseñé la mejor receta para hacer las BBQ Ribs al estilo de Nueva York, hoy os quiero contar la receta más fácil y rápida para disfrutar de un plato de costillas jugoso, sabroso y, -por qué negarlo- también pringoso para disfrutar hasta chuparnos los dedos al terminar.
Ingredientes para 4 personas
  • Un costillar de cerdo, salsa barbacoa, pimentón, hierbas aromáticas, ensalada para guarnición
Cómo hacer costillas al horno de forma fácil y rápida

Para que el proceso de elaboración sea más corto, en lugar de asar el costillar entero, vamos a partirlo cortando las costillas de forma que el hueso quede en medio y tenga algo de carne a los dos lados. Es una tarea fácil.
Preparamos un adobo, mezclando las costillas con una cucharada de pimentón picante, un buen pellizco de hierbas aromáticas y dos cucharadas de salsa barbacoa. Mezclamos bien y dejamos las costillas macerando durante una hora.
Precalentamos el horno a 190º y mientras alcanza esa temperatura vamos distribuyendo las costillas en una fuente de horno. Al principio puede parecer que no caben bien, pero como al cocinarse menguarán un poco, luego tendremos espacio suficiente para que se asen bien por todas partes.
Cocinamos las costillas en el horno durante una hora, dándoles una vuelta cada 15 minutos para que se hagan de forma uniforme y barnizando la parte superior con la marinada para que vayan tomando su color y sabor.
Al terminar, las apilamos en una tabla formando un montón y barnizamos la parte exterior con los jugos que quedaron en la fuente mezclados con otra cucharada de salsa barbacoa, para darles el brillo y el "pringue" final.

Tiempo de elaboración | 1 hora más la maceración
Dificultad | Muy fácil
Degustación
Las costillas de cerdo al horno con salsa barbacoa se deben comer con los dedos, para sacar la carne del hueso mientras nos manchamos un poco las manos. Con una guarnición de ensalada de brotes variados y tomate para desengrasar un poco y unas cervezas bien frías, todos quedarán encantados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario