Booking.com

lunes, 11 de abril de 2016

Pisto marroquí con dátiles. Receta aromática de contrastes

Ya comenté hace un tiempo que me chifla el pisto y no puedo dejar pasar cada oportunidad de probar una nueva variante. Esta receta de pisto marroquí con dátilesme hacía ojitos desde las páginas del libro Cocina Marroquí – Tajines y Cuscús, y los primeros días de calor que viví en Murcia durante la Semana Santa me invitaron finalmente a probarla.

En esta versión, las verduras no llegan a deshacerse tanto como es habitual ver en nuestros pistos, por lo que no hay que picarlas demasiado. El toque marroquí lo aportan además las especias, con el ras el hanout como nota dominante, y el añadido de dátiles que se cocinan con la salsa y aportan un contraste dulce delicioso.

Ingredientes para 4- 6 personas
  • 1 cebolla, 1-2 dientes de ajo, 1 pimiento rojo o amarillo grande, 1 berenjena grande o 2 pequeñas, 2 calabacines medianos, 400 g de tomate en conserva troceado, 400 g de tomate al natural triturado, 1 pizca de azúcar, 6-8 dátiles jugosos, 1 y 1/2 cucharaditas de mezcla de ras el hanout, 1/4 cucharadita de comino molido, pimienta negra, sal, perejil fresco, aceite de oliva.
Cómo hacer pisto marroquí con dátiles

Cortar la cebolla en juliana y picar los dientes de ajo (uno o dos, al gusto). Desechar las semillas y filamentos del pimiento y cortar en tiras. Cortar la berenjena en medias lunas y los calabacines en rodajas, no muy finas. Cortar los dátiles por la mitad, desechando el hueso.
Calentar un poco de aceite en una cazuela grande y cocinar la cebolla con los ajos durante unos 3 minutos, hasta que empiecen a transparentarse. Añadir los pimientos,dar unas vueltas y agregar el resto de verduras, mezclando bien. Cocinar durante 5 minutos a fuego fuerte.
Añadir el tomate y el azúcar. Incorporar los dátiles, el ras el hanout y el comino, y salpimentar ligeramente. Mezclar todo bien, bajar el fuego, tapar y cocinar durante unos 40-45 minutos, removiendo de vez en cuando. Corregir de sal y servir con perejil fresco picado.

Tiempo de elaboración | 55 minutos
Dificultad | Fácil
Degustación
El pisto marroquí con dátiles se puede tomar caliente, recién hecho, a temperatura ambiente o frío. De hecho, pasadas unas horas gana en sabor, aunque hay que procurar no tomarlo directamente de la nevera. Podemos degustarlo como primer plato, acompañando pescado o carne o con cuscús.

No hay comentarios:

Publicar un comentario