Booking.com

domingo, 10 de abril de 2016

Receta para una cena ligera: bacalao con crema de guisantes frescos

Aprovechando que aún se encuentra con facilidad el bacalao fresco o skrei de temporada, hemos preparado una estupenda receta para una cena ligera, bacalao con crema de guisantes frescos con la que hemos disfrutado muchísimo, cuidando las calorías.

Este bacalao tan jugoso queda estupendo tras marcarlo en la plancha por ambos lados y queda genial en combinación con el dulzor de los otros dos ingredientes presentes, la cebolla caramelizada y la crema de guisantes frescos. Como podéis tener este plato listo en menos de 15 minutos, no dejéis de probarlo que os va a encantar.

Ingredientes para 2 personas
  • 1 trozo de lomo de bacalao skrei de 400 g, 1 cebolla grande, guisantes frescos, un chorreón de nata líquida, aceite de oliva, bicarbonato y sal
Cómo hacer bacalao con crema de guisantes frescos

La tarea más larga es confitar la cebolla hasta caramelizarla. Para hacerlo rápidamente, cortamos la cebolla en juliana muy fina y la ponemos a pochar a fuego lento en aceite de oliva, añadiendo un pellizco de sal y espolvoreando con un poco de bicarbonato. En menos de diez minutos tendremos la cebolla sudando todo el líquido y tras removerla otros cinco minutos la tendremos bien confitada y caramelizada, como os enseñamos aquí hace tiempo.
Mientras se va haciendo cortamos el trozo de bacalao fresco skrei en cuatro porciones, dos por persona y las marcamos en una sartén muy caliente. Comenzamos por el lado de la piel y tras unos tres minutos, damos la vuelta y doramos un minuto más por el lado de la carne blanca y tersa de esta variedad de pescado. Lo dejamos en la sartén hasta el momento de servir. El bacalao soltará algo de líquido, que aportará más jugosidad y sabor al plato al montarlo.
Por otro lado, desgranamos los guisantes y los escaldamos durante dos minutos en agua hirviendo, escurriéndolos y enfriándolos inmediatamente para conservar su color. Preparamos la crema triturando 4 cucharadas soperas de guisantes con una cucharada de nata líquida y triturándolo en la batidora. Podéis dejar una textura rústica como yo he hecho o pasarlo después por un colador fino si lo preferís más liso.
Montamos el plato poniendo una cama de cebolla caramelizada muy escurrida en el centro del plato, cubrimos con los lomos de bacalao acaballados uno sobre el otro y añadimos una cucharada de nuestra crema de guisantes, sobre la que ponemos un poco más de la cebolla.

Tiempo de elaboración | 15 minutos
Dificultad | Muy fácil
Degustación
Os recomiendo acompañar esta receta de bacalao con crema de guisantes frescos con un vino blanco seco, -solo una copita- que terminará de redondear la combinación de ingredientes y sabores y os ayudará a conciliar el sueño con la alegría de haber cenado un plato completo, sano y ligero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario