Booking.com

lunes, 30 de mayo de 2016

Huevos revueltos con cebolla y queso crema. Receta

Hace ya algunos años, una conocida marca de queso crema colocaba anuncios en la televisión en los que aparecían ángeles que caían en la tentación de probar su delicioso queso, pues era irresistible incluso para ellos. Exageración o no, lo cierto es que el queso crema logra hacer que un sencillo sandwich hecho con jamón y pan tenga lo necesario para quitarnos el antojo.

Es el queso crema el que también nos puede hacer olvidar que una ensalada fresca sea tan saludable, y qué decir si lo combinamos con fruta. Pero pocos saben que el queso crema puede también servirse en un plato caliente, como en estos cremosos huevos revueltos con cebolla y queso crema.

Ingredientes por porción
  • 2 huevos enteros, 1/2 cebolla blanca chica, una cucharadita de mantequilla, 50 gramos de queso crema, una cucharada de leche, sal y pimienta al gusto.
Cómo hacer huevos revueltos con cebolla y queso crema

Pondremos a fuego bajo una sartén mediana y mientras toma temperatura, picaremos finamente la cebolla. A continuación, derretiremos la mantequilla en el sartén y añadiremos la cebolla con una pizca de sal, misma que permitirá que la cebolla libere mejor su sabor.

Saltearemos la cebolla algunos minutos, hasta que se torne suave y transparente. Mientras tanto, cortamos el queso crema en cubos y en un tazón batiremos los huevos junto con la cucharada de leche, una pizca de sal y pimienta molida al gusto. Una vez que la cebolla se ha cocido, añadiremos los huevos y mezclaremos suavemente con una pala de madera.
Una vez que los huevos han comenzado a cuajar, añadiremos el queso crema y seguiremos mezclando fuera del fuego, hasta que el huevo esté bien cocido. El calor de la sartén es suficiente para terminar con la cocción. Servimos inmediatamente.
Degustación
Estos huevos revueltos con cebolla y queso crema son perfectos para el desayuno; no solo quedaran cremosos, sino que gracias a la leche quedan con una textura tierna y jugosa. Podemos servirlos acompañados de unas tortillas de maíz calentadas en el comal o recién hechas, o bien, con una pieza de pan de sal y un poco de salsa molcajeteada. Como bebida, la recomendación es un jugo de naranja recién exprimido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario