Booking.com

miércoles, 8 de junio de 2016

Empanadillas hojaldradas de plátano, queso y naranja. Receta de postre

A veces estas haciendo tu trabajo y te acercas a por algo de beber o a picar algo. En uno de esos viajes, vi unos plátanos en el frutero y un poco de queso y se me ocurrió esta receta de empanadillas hojaldradas de plátano, queso y naranja, un postre de aprovechamiento que tenéis que probar sí o sí.

Es un plato que queda muy delicado, al usar masa de hojaldre en lugar de obleas de empanadilla y que se funde en la boca dejando notar el salado del queso, el dulce del plátano y los aromas esenciales de la ralladura de naranja. Están tan ricas que me parece que las volveré a hacer muy pronto. Y vosotros, ¿os animáis a probarlas?

Ingredientes para 8 unidades
  • 1 lámina de hojaldre refrigerada, 2 plátanos, 1 cuña de queso manchego, ralladura de naranja, 1 huevo, canela y azúcar glass
Cómo hacer empanadillas hojaldradas de plátano, queso y naranja

La primera parte es confeccionar las obleas de empanadilla con la plancha de hojaldre. Basta con extenderla y cortar las obleas con un molde de emplatar. Una vez cortadas, juntamos los excedentes de hojaldre, los estiramos de nuevo y seguimos cortando hasta acabar la masa.
Sobre cada empanadilla colocamos dos o tres rodajas de plátano, un triángulito de queso manchego y un pegote de queso crema, procurando no llegar al borde para poder cerrar las empanadillas. Sobre el queso crema rallamos la cáscara de naranja.
Cerramos las empanadillas y las barnizamos con huevo batido. Las horneamos a 200º durante unos diez minutos hasta que suben y toman un bonito color dorado. Sacamos del horno y espolvoreamos con azúcar glass y canela.
Están tan buenas en caliente como en frío por lo que si sobran, pueden servir como un excelente tentempié para la merienda.

Tiempo de elaboración | 30 minutos
Dificultad | Muy fácil
Degustación
Estas empanadillas hojaldradas de plátano queso y naranja son excelentes como postre, manteniéndolas templadas dentro del horno hasta el momento de servirlas. Con un café o un té y una de estas empanadillas, terminarás tu comida con muy buen sabor de boca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario