Booking.com

miércoles, 22 de febrero de 2017

Brioche de mascarpone. No te pierdas la receta que revolucionará tus meriendas

No sé a vosotros, pero a mí se me hace la boca agua de pensar en merendar una buena taza de chocolate a la española y un trozo de este delicioso brioche de mascarpone que encontré en el blog de Isabel. Os aseguro que vuestros hijos no os pedirán otra cosa a media tarde ¡está delicioso!

Lo más difícil de esta receta es esperar los tiempos de reposo, necesarios para conseguir que la masa leve lo suficiente. Tened paciencia y esperad lo que haga falta, dependerá un poco de la calidez del ambiente que tarde más o menos, el resultado será una masa muy esponjosa y completamente adictiva. Seguro que no tardaréis en repetir la receta.

Ingredientes para un molde de cremallera de 22 cm

  • 520 g de harina de fuerza, 1 huevo M, 120 g de leche templada, 250 g de queso mascarpone, 80 g de azúcar molido, 20 g de levadura fresca para panadería, un pizca de sal, azúcar molido para espolvorear y un huevo para pincelar la masa.

Cómo hacer brioche de mascarpone

Empezamos batiendo a mano el queso mascarpone con el azúcar, el huevo y la leche. Añadimos a esta mezcla la harina, la sal y el cubo de levadura desmenuzado. Amasamos hasta obtener una masa suave y elástica, que no se pegue a las manos.
Dejamos reposar en un sitio cálido, en un recipiente de cristal tapado con un paño húmedo hasta que doble su volumen. Desgasificamos la masa y la dividimos en porciones de aproximadamente cien gramos. Engrasamos el molde con mantequilla.
Colocamos en él las porciones bien boleadas y con la superficie tensionada hacia arriba. Volvemos a tapar y dejamos doblar su volumen por segunda vez. Pincelamos con huevo batido y cocemos en horno precalentado a 180º unos 40 minutos, hasta que esté bien dorado. Espolvoreamos con azúcar molido y servimos.

Tiempo de elaboración | 3 horas
Dificultad | Fácil

Degustación

Para poder degustar este delicioso brioche de mascarpone para merendar, debéis empezar por la mañana a prepararlo, de este modo le daréis tiempo a que leve lo suficiente y lo podréis servir a media tarde para deleite de vuestros comensales. No es un brioche muy dulce, así que irá genial para combinarlo con un chocolate caliente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario