Booking.com

domingo, 19 de febrero de 2017

Pechugas de pollo en salsa de ajonjolí y cebolla. Receta fácil

Las pechugas de pollo son de esos cortes de ave que pueden ser como armas de doble filo. Por una parte resultan muy atractivas para como ingrediente central de muchas receta. Sin embargo, si no la preparamos con algo de idea puede convertirse rápidamente en algo muy aburrido, sin mucho interés.

Hoy te propongo esta receta de unas pechugas de pollo en salsa de ajonjolí y cebolla que es una verdadera delicia. Para que la pechuga no quede muy firme y seca la vamos a poner a marinar por una media hora en agua fría con sal. Es una técnica bastante usada para ablandar las pechugas de pollo y dejarlas perfectamente tiernas al momento de la cocción.
Ingredientes para dos personas


  • 2 pechugas de pollo, 1 cebolla, 1/2 taza de ajonjolí, 4 cucharadas de mayonesa, 2 cucharadas de aceite vegetal, 30g de mantequilla, 1 cucharada de vinagre de vino, una cucharita de salsa de soya, 1 cucharita de azúcar blanca, 3 cucharadas de agua fría, sal y pimienta negra molida.

Preparación

Para empezar vamos a poner las pechugas de pollo en un cuenco con agua fría y una cucharada de sal. Las dejamos unos 30 minutos. Mientras tanto vamos a preparar la salsa de ajonjolí y para esto ponemos las semillas en un cuenco. Las molemos un poco con un mortero y les agregamos la mayonesa, el vinagre de vino, la salsa de soya, la cucharita de azúcar blanca, el agua fría, sal y pimienta negra molida. Molemos bien y reservamos.
Cuando haya pasado el tiempo de marinar las pechugas, calentamos el aceite con la mantequilla en un sartén y las sellamos por unos 3 minutos de ambos lados y a fuego medio alto. Mientras tanto cortamos la cebolla en julianas que acomodamos en un refractario para horno. Cuando las pechugas estén bien selladas, la colocamos en el refractario y recubrimos con la salsa de ajonjolí. Horneamos unos 20 a 25 minutos.

Tiempo de elaboración | 60 minutos
Dificultad | Fácil

Degustación

Te recomiendo disfrutar de estas deliciosas pechugas el salsa de ajonjolí y cebolla con un arroz blanco o unas pastas. Puedes también agregarles unas verduras asadas como guarnición a las que podrás añadir un poco de la misma salsa. Un vino tinto será una muy buena opción para tomar con este platillo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario