Booking.com

viernes, 2 de septiembre de 2016

Ensalada de calabaza, tomate, alcachofas y tomate con bacalao ahumado. Receta saludable

El mes de agosto ya se nos va, pero mientras muchos soñamos con el fresco del otoño todavía podemos aprovechar los días cálidos que nos quedan para seguir preparando platos frescos llenos de ingredientes sabrosos y saludables. Esta ensalada de calabaza, tomate, alcachofas y tomate con bacalao ahumado es perfecta para ir terminando la mejor época de los tomates y dar la bienvenida a la calabaza, cuya recolección ya ha comenzado.

Es mucho más habitual utilizar la patata como base de este tipo de platos veraniegos, pero a mí me gusta mucho usar calabaza para variar y probar una versión diferente. Es también saciante pero a la vez no resulta pesada, y combina muy bien con otras verduras y hortalizas. La parte proteica de este plato recae en el huevo cocido y un poco de bacalao ahumado, más suave que el salmón pero igualmente sabroso.

Ingredientes para 2 personas
  • 1/2 calabaza (unos 400 pelada), 2 huevos, 2 tomates tipo pera, 8 corazones de alcachofa, 80 g de bacalao ahumado, 2-3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, 1/2 cucharadita de mostaza, 1/2 cucharada de zumo de limón, 1/2 cucharadita de salsa Worcestershire, tomillo, orégano, pimienta negra y sal.
Cómo hacer ensalada de calabaza, tomate, alcachofas y tomate con bacalao ahumado

Pelar la calabaza con un pelaverduras, retirar las semillas y filamentos internos y cortar en cubos pequeños. Disponer en un cuenco o plato apto para el microondas y cocer unos 8 minutos a máxima potencia. Poner a cocer mientras tanto los huevos en un cazo con agua, contando unos 10-11 minutos desde que el agua rompa a hervir. Enfriar fuera del agua.
Calentar una sartén o plancha antiadherente pintada con aceite y añadir la calabaza semicocida. Cocinarla a fuego fuerte, añadiendo una pizca de sal, pimienta recién molida, la salsa Worcestershire y tomillo y orégano al gusto.Saltear unos minutos hasta que quede tierna por dentro pero ligeramente tostada por fuera. Retirar a una fuente y dejar enfriar.
Lavar y trocear los tomates. Pelar los huevos y cortarlos como se prefiera, en rodajas, cuartos o picados. Escurrir las alcachofas de la conserva, lavándolas con cuidado si se prefiere. Cortar el bacalao en piezas de un bocado, desmigándolo con las manos o cortándolo en tiras.
Disponer todos los ingredientes en una fuente grande. Batir el aceite de oliva con la mostaza, el zumo de limón y un poco de sal y pimienta. Añadir, agregar un poco de orégano y mezclar todo con suavidad. Dejar enfriar en la nevera antes de servir.

Tiempo de elaboración | 30 minutos más el enfriado
Dificultad | Muy fácil
Degustación
Esta ensalada de calabaza, tomate, alcachofas y tomate con bacalao ahumado se puede tomar también en el momento, si hemos dejado enfriar bien la calabaza y el huevo. En el caso de haberla preparado con antelación es mejor atemperarla un poco fuera de la nevera antes de servir, para que no esté demasiado fría. Acompañar con un poco de buen pan y fruta o yogur natural de postre para un menú ligero ideal para un almuerzo de verano caluroso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario