Booking.com

lunes, 17 de octubre de 2016

Cómo hacer puré de calabaza casero


Oficialmente empiezan las recetas llenas de sabores de otoño. Uno de los ingredientes más típicos de esta temporada es la calabaza. En México, es bastante difícil encontrar calabazas en los supermercados en otra época que no sea octubre; así que es una excelente oportunidad para comprar esta fruta y preparar puré de calabaza casero.

Yo utilizo el puré principalmente para preparar recetas de repostería, pero lo puedes utilizar en platillos salados como sopas o salsas para acompañar carnes. Te recomiendo comprar una calabaza grande y preparar bastante puré, lo puedes congelar en bolsas y así tendrás puré durante todo el año.

Ingredientes
Calabaza de Castilla, 1 cucharada aceite de canola, girasol o semilla de uva (tiene que ser un aceite con un punto de humo alto)
Preparación
Precalienta el horno a 180°C. Forra las charolas con papel aluminio y rocía una cucharada de aceite de canola en cada charola (el número de charolas dependerá de la cantidad de calabaza que vayas a utilizar)
Corta la calabaza de Castilla en trozos medianos. Retira las semillas y la mayor cantidad de hebras.

Coloca los trozos de calabaza en la charola viendo hacia abajo. Hornea de 45-50 minutos o hasta que puedas perforar fácilmente la cáscara con un tenedor. Retira del horno y deja enfriar unos minutos.
Con una cuchara retira la pulpa y coloca en un procesador. Pulsa hasta obtener una consistencia suave y homogénea. Guarda en un recipiente hermético y refrigera.
Degustación
Puedes utilizar el puré de calabaza casero en un montón de recetas típicas del otoño, por ejemplo pan de calabaza, muffins de calabaza, pay de calabaza, galletas de calabaza. Es una excelente opción cuando no puedes encontrar puré de calabaza enlatado.
Porciones | Depende de la cantidad de calabaza que utilices
Dificultad | Fácil

No hay comentarios:

Publicar un comentario