Booking.com

jueves, 18 de enero de 2018

Solomillo de pavo al membrillo. La receta que todos os pedirán

Este solomillo de pavo al membrillo es un plato que, desde hace un par de años, elaboro a menudo y con la que siempre quedo bien. Aunque yo he utilizado pavo, la receta original, vista en el blog de Beatriz, se elabora con solomillo de cerdo. Con cualquiera de los dos tipos de carne queda deliciosa, así que a vuestro gusto.

Es una elaboración muy sencilla de preparar y para la que no se necesitan ingredientes extraños. Os animo a que preparéis en vuestras casas este solomillo de pavo al membrillo, sobre todo si tenéis invitados, porque el resultado es tan sorprendente que seguro que todos quieren llevarse la receta bajo el brazo a sus casas.

Ingredientes para 4 personas
  • 4 dientes de ajo, 1 solomillo de pavo (aproximadamente 300 g), 200 g de cebolla, 500 ml de caldo de ave, 200 g de dulce de membrillo, aceite de oliva suave, sal, pimienta negra molida, almendra fileteada y perejil

Cómo hacer solomillo de pavo al membrillo

Pelamos los ajos y los reservamos. Cortamos el solomillo de pavo en cuatro trozos y los salpimentamos. Calentamos un poco de aceite de oliva en una cacerola y sofreímos en el los dientes de ajo junto con el pavo, a fuego fuerte para sellar sus jugos, volteando cuando sea necesario. Cuando adquiera un tono dorado, retiramos el pavo y lo reservamos. Desechamos los ajos.
En el mismo aceite, pochamos la cebolla, previamente picada en brunoise (finamente) y la pochamos a fuego suave durante 15 minutos. Si queremos ahorrar tiempo, podemos tapar la cacerola para generar vapor y que el proceso sea más rápido. Agregamos el membrillo y lo troceamos con una cuchara de madera, espátula o similar. Cuando el membrillo se haya fundido, agregamos el caldo.

Subimos la intensidad del fuego y reducimos la salsa durante unos tres o cuatro minutos. Entonces añadimos el pavo que tenemos reservado, junto con el jugo que haya soltado, y cocemos durante 10 minutos. Si nos gusta la salsa más espesa de cómo nos haya quedado, retiramos el pavo y dejamos reducir la salsa hasta alcanzar el punto deseado.


Podemos servir loncheado o en un único trozo, sobre un lecho de crema parmentier, regado con su propia salsa y espolvoreado de almendra laminada tostada y un poco de perejil.

Tiempo de elaboración | 40 minutos
Dificultad | Fácil

Degustación

Este solomillo de pavo al membrillo es un bocado sorprendente. El dulzor de la salsa se ve equilibrado por el sazonamiento del pavo y la parmentier. Es un plato perfecto para elaborar con antelación, ya que gana con el tiempo de reposo. La almendra laminada le aporta un toque crujiente del que recomiendo no prescindir, aunque puede ser sustituida por otro fruto seco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario